Logo Dictum
M
Llámanos +34 913 913 399
Escríbenos por Whatsapp

“La contratación inteligente y sus posibilidades de aplicación inmediata”, una nueva entrega del Seminario Dictum

por | Feb 28, 2019

El pasado 26 de febrero tuvo lugar un nuevo Seminario Dictum, la herramienta de formación interna en torno a la cual se reúnen cada mes los profesionales de la firma y los profesores y catedráticos que componen su Consejo Académico para abordar un tema de actualidad.
«En esta ocasión, nos saldremos de lo societario y concursal», empezó diciendo el consejero delegado y socio de Dictum Abogados, Vicente J. García Gil, investigador en formación en materia de smart contracts y ponente del seminario.
Con el título «La contratación inteligente y sus posibilidades de aplicación inmediata: sectores y casos de uso», el también CEO y socio fundador de Dictum Futurae dio a conocer al resto del equipo el trabajo que se está llevando a cabo desde la spin-off del despacho, dedicada a la asesoría en transformación digital.

«No somos una gran consultora global, pero, además del desiderátum académico, en el ADN de Dictum está la tecnología y la innovación, siempre apegados a la realidad«, continuó el también presidente de la Fundación para la Innovación Financiera y la Economía Digital (FIFED).
Así, García Gil hizo un recorrido desde aspectos básicos como los conceptos y las características de blockchain y los smart contracts hasta cuestiones más técnicas como el uso de la plataforma Clause, una librería de contratos que convierte en código las cláusulas introducidas en lenguaje natural. «Un nuevo escenario para el trabajo de los abogados», explicó, «que gracias a estas herramientas podemos automatizar algunas prestaciones».
En su exposición, aludió también a los contratos ricardianos, un contrato digital que define los términos y condiciones de una interacción entre dos o más partes y que está firmado y verificado criptográficamente. «Desde el punto de vista jurídico, es nuestra apuesta: en un momento como el actual, solo tiene sentido hacer contratos que sean legibles tanto para los humanos como para las máquinas», afirmó el abogado.

Como «un caso de uso excepcional», el miembro del Comité Legal y co-coordinador del ecosistema (ECO) de Alicante de Alastria se refirió a este consorcio multisectorial y descentralizado que ya aglutina a más de 330 entidades, entre las que se encuentran Dictum Futurae y FIFED, y que aspira a proveer a España de la infraestructura blockchain básica, la “Red Alastria”, y del estándar de identidad digital “ID Alastria” que permita que las transacciones sobre la red tengan validez legal y, con ello, que la sociedad española pueda desarrollar su propia estrategia.
Después de repasar las muy distintas funcionalidades de un smart contract y el papel de los oráculos, el CEO de Dictum planteó los retos en la adopción de estos «contratos inteligentes»: tecnológicos (escalabilidad en la rapidez de la ejecución e interoperabilidad con los sistemas existentes), legales (retos regulatorios en las leyes aplicables) y organizativos (gobernanza en la blockchain y falta de talento en smart contracts).
«Necesitamos los smart contracts para ofrecer un mayor grado de confianza y minimizar riesgos, para reducir los costes de administración y servicio, así como para eliminar los procesos de negocio ineficientes», resumió Vicente García Gil, quien, por último, se detuvo en el caso de uso que está desarrollando el Grupo Dictum: la aplicación de blockchain a un acuerdo de refinanciación mediante su despliegue en un smart contract, donde poder controlar el cumplimiento de los acuerdos de refinanciación en el marco de las instituciones preconcursales.

Share This