acuerdo de refinanciación

Suscripción y homologación judicial de un acuerdo de refinanciación con posterioridad a la declaración de concurso

El Auto del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, de 18 de diciembre de 2018, homologa judicialmente un acuerdo de refinanciación presentado tras la declaración de concurso, cuyo objeto es exclusivamente la refinanciación de créditos contra la masa tras el concurso. El referido Auto homologa el acuerdo, elevado a público ante Notario, y declara en aplicación del régimen especial aplicable a los acuerdos sujetos a un régimen o pacto de sindicación, previsto en el párrafo cuarto del apartado 1 de la Disposición Adicional 4ª de la Ley Concursal, a la totalidad de los titulares de los pasivos financieros afectados por el precedente acuerdo de refinanciación como adheridos al mismo.

En los Fundamentos Jurídicos del Auto cabe destacar la cuestión relativa a la propia admisibilidad de la suscripción y homologación judicial de un acuerdo de refinanciación con posterioridad a la declaración de concurso. En este punto, la resolución judicial parte de la evolución legislativa de los acuerdos de refinanciación, reseñando los cambios introducidos en las distintas reformas de la legislación concursal, para destacar que ninguna de estas modificaciones ha contemplado de forma expresa la posibilidad de que pueda suscribirse un acuerdo de refinanciación y homologarse judicialmente con posterioridad a la declaración de concurso. Sobre esta base, considera el Auto que contrariamente a las previsiones que podrían apuntar a la opción legislativa de rechazo a esta opción -ubicando los acuerdos de refinanciación en el estricto ámbito del llamado Derecho Preconcursal- cabe entender que la escueta e incompleta regulación de los acuerdos de refinanciación contenida en la Ley Concursal no recoge ninguna expresa prohibición que impida que un acuerdo de refinanciación pueda ser suscrito y homologado tras la declaración de concurso. A ello añade, que los escenarios en que cabe imaginar la posibilidad y utilidad de la homologación de un acuerdo de refinanciación tras la apertura del concurso de acreedores son múltiples y variados. Más aún en la homologación judicial de un acuerdo cuyo objeto sea exclusivamente la refinanciación de créditos contra la masa tras el concurso, que es justamente el caso que se plantea en este supuesto. En este sentido, el régimen de los créditos contra la masa se ha planteado en la legislación y en la doctrina del Tribunal Supremo totalmente contrapuesto al de los créditos concursales. Así, por ejemplo, se cita la Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de marzo de 2017, que destaca que <<En principio, la declaración de concurso produce, entre otros efectos, que los créditos anteriores frente al deudor común formen parte de la masa pasiva (art. 49 LC) y para su cobro, una vez reconocidos como créditos y clasificados, estén afectados por la solución concursal alcanzada (convenio o liquidación). Estos créditos concursales están sujetos a las reglas de la par condicio creditorum (…). Pero si el crédito no es concursal, sino contra la masa, no se integra en la masa pasiva del concurso, no está sujeto a las reglas de la par condicio creditorum, y puede ser pagado al margen de la solución concursal alcanzada, sea la de convenio o la de liquidación>>. Esta absoluta separación entre créditos contra la masa y créditos concursales entiende la resolución judicial que permite considerar y defender la idea de que, con relación a su pago, los acreedores y el deudor (debidamente intervenido por la administración concursal) puedan alcanzar, incluso tras el concurso, acuerdos en los que pueda articularse una modificación o extinción de las obligaciones que de ellos nazcan, bien sea mediante prórroga de su plazo de vencimiento, o bien mediante el reconocimiento de otras contraídas en sustitución de aquéllas. En definitiva, la interpretación de conjunto deriva en la decisión judicial de aceptar que sean los propios acreedores financieros contra la masa y el deudor en concurso (con la intervención de la administración concursal), los que colectivamente suscriban un acuerdo de refinanciación, con posibilidad de homologarlo si concurren los requisitos formales y materiales, y sin que sea obstáculo para ello que el proceso de concurso de acreedores haya sido ya declarado. Esta homologación, como se destaca, no incidirá en aspectos tales como la irrescindibilidad del pacto (por su posterioridad respecto de la situación de concurso), pero se considera que permitirá obtener otras ventajas legales, como la extensión de efectos a los acreedores contra la masa disidentes o la consideración de adheridos para los disconformes en el seno de un acuerdo de sindicación, impidiéndose de ese modo ejecuciones singulares de créditos contra la masa (art. 84.4 LC), que podrían resultar distorsionadores de todo el proceso y comprometer su correcto desarrollo y viabilidad.

En fin, admitida esta posibilidad, el Auto del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, de 18 de diciembre de 2018, se centra en el análisis del cumplimiento de los requisitos necesarios para conceder la homologación del acuerdo de refinanciación. En este caso, la competencia objetiva, territorial y funcional para la homologación viene ya dada por la propia declaración de concurso de las sociedades que participan en el acuerdo de refinanciación, disponiéndose tras su constatación la homologación del acuerdo de refinanciación.

“La contratación inteligente y sus posibilidades de aplicación inmediata”, una nueva entrega del Seminario Dictum

El pasado 26 de febrero tuvo lugar un nuevo Seminario Dictum, la herramienta de formación interna en torno a la cual se reúnen cada mes los profesionales de la firma y los profesores y catedráticos que componen su Consejo Académico para abordar un tema de actualidad.

«En esta ocasión, nos saldremos de lo societario y concursal», empezó diciendo el consejero delegado y socio de Dictum Abogados, Vicente J. García Gil, investigador en formación en materia de smart contracts y ponente del seminario.

Con el título «La contratación inteligente y sus posibilidades de aplicación inmediata: sectores y casos de uso», el también CEO y socio fundador de Dictum Futurae dio a conocer al resto del equipo el trabajo que se está llevando a cabo desde la spin-off del despacho, dedicada a la asesoría en transformación digital.

«No somos una gran consultora global, pero, además del desiderátum académico, en el ADN de Dictum está la tecnología y la innovación, siempre apegados a la realidad«, continuó el también presidente de la Fundación para la Innovación Financiera y la Economía Digital (FIFED).

Así, García Gil hizo un recorrido desde aspectos básicos como los conceptos y las características de blockchain y los smart contracts hasta cuestiones más técnicas como el uso de la plataforma Clause, una librería de contratos que convierte en código las cláusulas introducidas en lenguaje natural. «Un nuevo escenario para el trabajo de los abogados», explicó, «que gracias a estas herramientas podemos automatizar algunas prestaciones».

En su exposición, aludió también a los contratos ricardianos, un contrato digital que define los términos y condiciones de una interacción entre dos o más partes y que está firmado y verificado criptográficamente. «Desde el punto de vista jurídico, es nuestra apuesta: en un momento como el actual, solo tiene sentido hacer contratos que sean legibles tanto para los humanos como para las máquinas», afirmó el abogado.

Como «un caso de uso excepcional», el miembro del Comité Legal y co-coordinador del ecosistema (ECO) de Alicante de Alastria se refirió a este consorcio multisectorial y descentralizado que ya aglutina a más de 330 entidades, entre las que se encuentran Dictum Futurae y FIFED, y que aspira a proveer a España de la infraestructura blockchain básica, la “Red Alastria”, y del estándar de identidad digital “ID Alastria” que permita que las transacciones sobre la red tengan validez legal y, con ello, que la sociedad española pueda desarrollar su propia estrategia.

Después de repasar las muy distintas funcionalidades de un smart contract y el papel de los oráculos, el CEO de Dictum planteó los retos en la adopción de estos «contratos inteligentes»: tecnológicos (escalabilidad en la rapidez de la ejecución e interoperabilidad con los sistemas existentes), legales (retos regulatorios en las leyes aplicables) y organizativos (gobernanza en la blockchain y falta de talento en smart contracts).

«Necesitamos los smart contracts para ofrecer un mayor grado de confianza y minimizar riesgos, para reducir los costes de administración y servicio, así como para eliminar los procesos de negocio ineficientes», resumió Vicente García Gil, quien, por último, se detuvo en el caso de uso que está desarrollando el Grupo Dictum: la aplicación de blockchain a un acuerdo de refinanciación mediante su despliegue en un smart contract, donde poder controlar el cumplimiento de los acuerdos de refinanciación en el marco de las instituciones preconcursales.

Los socios Vicente García Gil y Juan Carlos Rodríguez Maseda imparten una conferencia sobre el uso de smart contracts en la actividad financiera

Dentro del amplio programa de eventos a los que son invitados y como extensión de su investigación en el campo de la economía digital y el derecho aplicado a la innovación, los socios de la firma Vicente J. García Gil y Juan Carlos Rodríguez Maseda impartieron, el pasado 30 de enero en la sede del Consejo General de la Abogacía Española (Recoletos, 13), la ponencia “El uso de smart contracts en la actividad financiera: desafíos y oportunidades”.

Organizada por Blockchain Intelligence Law Institute (BI), entidad de cuyo Consejo Asesor forma parte el CEO de Dictum Abogados, la sesión contó con una parte de análisis, seguida de un caso de uso de un smart contract en un acuerdo de refinanciación, combinando así la experiencia jurídica con el conocimiento real del desarrollo de aplicaciones, objetivo que marca la línea de actuación de Blockchain Intelligence. Si quieres el el video completo de la sesión, entra aquí.

Dirigida a abogados, profesionales de cumplimiento normativo y reguladores, Blockchain Intelligence Law Institute es una plataforma que facilita recursos y capacitación para dar respuesta a las necesidades de los desarrollos en torno a esta tecnología.

En colaboración con el Consejo General de la Abogacía Española, aporta formación, debate y conocimiento sobre temas como la propiedad intelectual, la privacidad, la identidad digital, las ICOs (Initial Coin Offering), la tokenización de activos o la gobernanza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seminario Dictum: La Ley de apoyo a los emprendedores: aspectos mercantiles y procesales

El pasado 24 de octubre, los profesionales de Dictum tuvieron el privilegio de recibir una sesión formativa de la mano de Carmen Senés Motilla, catedrática de Derecho Procesal, y Ana B. Campuzano Laguillo, catedrática de Derecho Mercantil, que abordaron los aspectos mercantiles y procesales de la nueva Ley de apoyo a los emprendedores.
Read more »