Logo Dictum
M
Llámanos +34 913 913 399
Escríbenos por Whatsapp

La aplicación de la tecnología blockchain en el crowdfunding: cómo tokenizar un proyecto

por | Abr 14, 2020

Descarga el artículo de Actualidad Profesional de abril en PDF.
Es mayoritariamente conocido el éxito que están teniendo las plataformas basadas en la tecnología blockchain o de registro distribuido en los últimos tiempos. A diario aumenta el número de casos de uso en los que esta tecnología encuentra aplicación y ello gracias a las innumerables ventajas que proporciona a todo tipo de organizaciones. La llegada de la tecnología blockchain ha hecho que cambien las reglas del juego y son muchos los servicios que se suman al uso de esta tecnología con el fin de ofrecer al cliente su valor añadido.
El crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, no es una excepción. Se trata de un término que empezó a utilizarse hace más de una década, pero, que en los últimos tiempos está a la orden del día, erigiéndose como uno de los sistemas más utilizados para la obtención y captación de financiación y que actualmente está totalmente implantado en nuestra sociedad.
Existe una gran variedad de proyectos que encuentran cabida dentro de una plataforma de crowdfunding, pudiendo ponerse en marcha, entre otros, desde planes de negocio hasta proyectos personales, pasando por eventos deportivos y, por supuesto, iniciativas de carácter social. Si hay algo que caracteriza a este tipo de financiación es que se basa en la idea de colaboración, puesto que permite que multitud de personas, de todos los perfiles posibles, puedan realizar su aportación, por pequeña que sea, a un proyecto con el cual se sienten identificados o a una causa en la que creen. Además, otra de sus principales características es que permite involucrarse económicamente en la medida que a uno le sea posible, pudiendo aportar lo que consideren a partir de una aportación mínima, la cual varía en cada caso según las necesidades del proyecto.
En el auge de la financiación colectiva, tal y como la conocemos a día de hoy, ha sido determinante la incorporación de nuevas tecnologías, que han permitido, no sólo un mayor alcance a la población, facilitando el acceso de toda clase de participantes, sino también una mayor seguridad y transparencia en el proceso.
Durante estos días, debido a las consecuencias que está sufriendo nuestro país con motivo de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, este tipo de iniciativas ha incrementado considerablemente su presencia en las redes y medios de comunicación, y la mayoría de ellas tiene como principal objetivo la recaudación de fondos para apoyar y colaborar con hospitales o centros de salud a la hora de adquirir los materiales sanitarios que fueran necesarios para combatir la enfermedad.
En este sentido, hacer uso de una red blockchain en una campaña de crowdfunding supondría aportar a este tipo de plataformas todos los beneficios que le son inherentes a esta tecnología, entre los que destacamos desintermediación, transparencia, trazabilidad, seguridad, gestión del dato, generación de automatismos (los denominados “smart contracts”) y, por supuesto, un sistema de identidad digital, que será imprescindible para poder tener acceso a la plataforma y disfrutar de sus funcionalidades.
En Dictum, estamos trabajando en iniciativas con este tipo de captación de fondos y nos gustaría destacar el proyecto “691: Objetivo MiniTransat 2023”, en el que colaboramos junto con el Club Náutico de Altea.
Como breve introducción, la Mini Transat, también llamada Transat 6.50, es una regata trasatlántica en solitario para veleros de la clase Mini, de 6.50 metros de eslora, sin ayuda ni comunicación externa y con el viento como único motor.
Nuestro plan para este proyecto pretende aprovechar las nuevas formas de conseguir financiación que nos facilita la era digital y “tokenizarlo”, es decir, realizar una initial token offering (“ITO”). Ésta consiste en llevar a cabo la emisión de un determinado número de tokens que el usuario compra y que a posteriori puede intercambiar por recompensas o derechos. Este tipo de procedimiento innovador basado en tecnología blockchain ha conseguido posicionarse en los últimos años como un mecanismo alternativo de financiación y que, en cierta medida, redefine la manera de realizar campañas de crowdfunding.
El uso de una red blockchain dota a este tipo de proyectos, además de todas las ventajas generales que son propias de la tecnología en sí misma y a las que ya se ha hecho mención brevemente, de unas ventajas más específicas y concretas que en este caso son, entre otras, la potenciación de conexión con los participantes (lo que se conoce como fan engagement) y de éstos entre sí, y el desarrollo de una nueva herramienta de comunicación con los potenciales colaboradores, lo cual es un elemento tremendamente enriquecedor para el proyecto. Por lo que más allá de hacer uso de una red blockchain para alcanzar el objetivo primordial de captar financiación de una forma segura y transparente para el proyecto, lograríamos crear una verdadera comunidad, que en definitiva es un principio esencial de la tecnología blockchain.
Por lo tanto, nuestra propuesta consiste en realizar una initial token offering de participación benefactora a través de tecnología blockchain para apoyar el proyecto, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de colaborar con el mismo mediante la adquisición de tokens, que en el proyecto “691: Objetivo MiniTransat 2023” tienen la denominación específica de millas.
Los tokens se utilizan en una red blockchain para representar activos o servicios, de forma que su poseedor pueda canjear éstos por tener un activo o disfrutar de un servicio.  Como ejemplo práctico, si lo aplicamos al proyecto “691: Objetivo MiniTransat 2023”, el individuo que quiera colaborar y apoyar el proyecto adquirirá a través de la plataforma las millas que desee y en función del número de millas que compre se le concederán determinados derechos o ventajas. De esta forma, como tokenholders y benefactores del proyecto, quienes lo apoyen podrán conseguir recompensas tales como acceso a la newsletter del proyecto, merchandising de “691: Objetivo MiniTransat 2023” como camisetas y pulseras, salidas o rutas en el barco que participará en la competición, clases teórico-prácticas con el regatista, rotulación de tu nombre en el barco, etc., por lo que se trata de premiar a quienes colaboren con la iniciativa, de modo que a mayor tenencia de millas más ventajas se conseguirán.
En definitiva, la irrupción de las nuevas tecnologías ha revolucionado la forma en la que realizábamos campañas de crowdfunding, y la evolución de la tecnología blockchain jugará un importante papel en cómo se desarrollarán este tipo de iniciativas en el futuro.

Share This