Obituario: Emilio Beltrán, mentor de abogados y juristas

Obituario-Emilio-Beltrán-publicado-Expansión-23-04-13
Emilio Beltrán fue Catedrático de Derecho Mercantil, Vocal de la Comisión General de Codificación, poseedor de la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, Director de la Revista de Derecho Mercantil y del Anuario de Derecho Concursal, autor de innumerables obras de Derecho Mercantil, creador de doctrina incansable y, sobre todo, maestro, compañero y amigo de excepcional condición humana.

Su máxima fue la de enseñar: a ser mejores juristas, profesionales mejor formados, personas más comprometidas. Destacó no sólo por su inagotable capacidad de trabajo, que nos deja un legado fundamental para el Derecho Mercantil español, sino por su calidad personal. Su sencillez sorprendía y su generosidad alegraba a todos los que tuvimos la suerte de trabajar con él. Fue tan brillante, que le sobraban los méritos y se preocupaba de que los demás los lograran, impulsando las carreras de sus discípulos con la generosidad que le caracterizaba, con la creación de foros de difusión del conocimiento y del pensamiento, como el Máster en Derecho de la Insolvencia, el Congreso Español de Derecho de la Insolvencia y tantos otros donde buscaba extender el privilegio del conocimiento.

Culminó su carrera con un proyecto que él creía especial, donde había proyectado un sueño. Emilio Beltrán, jurista y docente, creía firmemente que la auténtica universidad debía aunar la enseñanza teórica y la práctica, en una fusión perfecta del mundo académico y el mundo forense, a todos los niveles. Esta “universidad de verdad” sería capaz de llevar a la práctica el trabajo de investigaciones y estudios que desembocaran en una solución para los problemas reales. Creía que la barrera que diferencia a docentes y profesionales debía difuminarse para avanzar hacia una nueva forma de ejercer la abogacía, un perfil profesional diferente, un jurista mejor. Así, Emilio Beltrán fundó Dictum, como firma de servicios jurídicos que promoviese la formación de sus miembros y procurase la dualidad académico profesional de todos ellos.

El Profesor Emilio Beltrán Sánchez nos dejó el 20 de abril de 2013. Su marcha deja una ausencia entre nosotros, pero la presencia de sus enseñanzas nos acompañará siempre.

Adiós, querido maestro, tomamos el testigo de tu sueño para cumplirlo.

Expansión, 23 de abril de 2013

5 thoughts on “Obituario: Emilio Beltrán, mentor de abogados y juristas”

  1. Muchas gracias por tus palabras sobre mi hermano Emilio . Hasta hoy no he sido capaz de leer las múltiples muestras de afecto y admiración vertidas desde todos los ámbitos , personalmente para mi era más que un hermano , me precedió en mis estudios de bachillerato y en la Facultad de Derecho enSalamanca, el vacío que nos deja es insalvable.
    Y también me ha emocionado profundamente el artículo del ABC de hoy .
    Gracias a todos en nombre de toda mi familia.
    Miguel Beltrán Sánchez.

  2. Sin duda un modelo a seguir. Por su sencillez y amabilidad en el trato; por la calidad y cantidad de su producción científica; y por su desinteresada tendencia a ofrecer oportunidades de trabajo en sus magníficos proyectos profesionales.

  3. Acabo de tener conocimiento de la impresionante y triste noticia del fallecimiento del Prof.Emilio Beltrán, a quien conocí y traté personalmente. Quiero unirme al dolor de su familia y de sus discípulos y compañeros de trabajo, con la seguridad de que las personas que dedican todo su esfuerzo a un trabajo bien hecho no desaparecen nunca: siempre quedan en la memoria y en el corazón.

  4. Lamento profundamente el fallecimiento del Profesor Beltrán y transmito mi más sentido pésame a toda su familia y amigos.

    Sirva desde aquí unirme a la causa del Profesor Beltrán para continuar acercando el mundo de la Universidad al ejercicio profesional.

    Un fuerte abrazo.

    Javier Silveira Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.