LAS VENTAJAS DEL ASESORAMIENTO PRFESIONAL Y ESPECIALIZADO

Artículo publicado en e-Dictum 53, mayo

Uno de los problemas principales a los que hace frente una empresa es la necesidad de mejorar sus resultados, ya sea para ver cómo afrontar las dudas ordinarias en el ejercicio de su actividad, o bien para mejorar la contratación, evaluación y valoración profesional, o simplemente crecer. Afrontando con ello el desafío de abordar nuevos sectores y problemas.

En el momento que surgen cuestiones de esta índole, la empresa puede optar por la contratación de asesores, profesionales que puedan  solventar cualquier problema o duda, con el fin de que la empresa pueda llevar a cabo sus objetivos. O implementar estos servicios.

Todos sabemos que el tiempo es un bien escaso y valioso. El uso del tiempo es rentable o no.   Y tiene, realmente,  valor económico. Así, y teniendo en cuenta la idea básica de que un especialista realiza una tarea mejor y en menos tiempo, es obvio que los servicios de un profesional especializado se traducen en un ahorro de tiempo rentable: por un lado el profesional puede dedicarse a sus propias tareas; por otro invertirá menos tiempo que quien le contrata y además cuenta con las herramientas y conocimientos adecuados para llevarla a cabo.

El asesoramiento es una pieza fundamental en cualquier empresa, por lo que elegir buenos profesionales puede ser clave para lograr los objetivos marcados.

Las principales  ventajas analizadas en la contratación de servicios de asesoramiento son:

Ahorro de tiempo y dinero

  • Al encomendar ciertas tareas a los asesores profesionales, la empresa ahorrará trabajo y, al mismo tiempo, generará un beneficio económico debido a que este servicio no se contabilizará como gasto de plantilla, sino como servicios de profesionales independientes.

Información de la actualidad

  • El profesional mantendrá informado a la empresa de todos los cambios que esté obligado a realizar según lo exigen las normativas vigentes, y continuamente cambiantes.  En definitiva asesorar a la empresa para que no incurra en ilegalidades.

Alto compromiso con el cliente

  • Se produce una relación de confianza más allá del mero vínculo cliente-proveedor, pero sin olvidar la profesionalidad que emana dicho asesor.

Mayor eficiencia y seguridad

  • Debido a la externalización  de la gestión administrativa y la reducción de los costes.

Calidad

  • El especialista ofrece un servicio mejor que alguien profano.

Garantía

  • Debemos entender el concepto “garantía” en un doble sentido. Por una parte, los conocimientos y experiencia por parte del profesional ofrecen garantías respecto a la calidad del trabajo y asesoramiento recibido.
  • Por otra parte, los servicios profesionales son formalizados y regulados por un contrato cuyas cláusulas le comprometen.

Asesoramiento en la definición del perfil

  • La utilización de servicios profesionales especializados puede servir a quien le contrata para definir perfectamente las necesidades de la empresa. Por ello, contar con el asesoramiento del profesional es clave a la hora de acertar en la selección de objetivos y estrategias.

Tranquilidad para el despacho

  • En definitiva, contar con un profesional reportará tranquilidad a la empresa puesto que podrá dedicarse a sus propias tareas, sabrá que cuenta con un asesoramiento de calidad y no tendrá que preocuparse por otros aspectos.