Derecho Concursal

Gran éxito del XIV Congreso del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal

El viernes 9 de noviembre fue clausurado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el XIV Congreso del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal, celebrado en esta edición en la capital de la Costa del Sol, con la asistencia de más de ciento sesenta profesionales del ámbito jurídico y económico entre profesores universitarios, jueces, abogados, economistas, titulares mercantiles y auditores.

El congreso ha estado presidido por el socio fundador de Dictum Abogados Aurelio Gurrea Chalé, quien, a su vez, es presidente del capítulo español del Instituto, y a quien, después de sus palabras en el acto de clausura, los asistentes le tributaron una larga y sentida ovación que fue refrendada por el alcalde de Málaga al finalizar el acto con citas continuadas al buen hacer de Aurelio en la organización y el desarrollo del congreso.

Han sido profesionales y académicos de catorce países los que han participado en el evento y todos ellos han mostrado su satisfacción y agradecimiento a la organización por el recibimiento y hospitalidad demostrada con ellos, así como por el nivel, tanto de los ponentes y conferenciantes como de los asistentes, que tuvieron la oportunidad de intervenir en numerosas ocasiones a lo largo de las secciones académicas.

Crónica del congreso publicada en el periódico Diario Sur.

La organización ha corrido por cuenta del capítulo español del Instituto y del Colegio de Titulares Mercantiles de Málaga, siendo los miembros de sus respectivas Juntas de Gobierno quienes se han volcado en dicha organización, con el también miembro de Dictum Abogados Francisco J. Fernández Zurita.

De los treinta y tres ponentes y conferenciantes que han intervenido, seis son miembros de esta firma: José Luis García-Pita, catedrático de Derecho mercantil de la Universidad de La Coruña; Ana Belén Campuzano, catedrática de Derecho mercantil de la Universidad San Pablo-CEU; Antonio Caba Tena, profesor asociado de la Universidad de Málaga; Juan Carlos Rodríguez Maseda, director de Dictum Galicia y Dictum Hong Kong; Gerardo Carlo-Altieri, presidente de Dictum Puerto Rico, y Vicente García Gil, presidente de FIFED.

Un éxito que, en boca de muchos de los asistentes, será recordado como uno de los mejores congresos que ha organizado el Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal, cuya próxima cita será el año que viene en Viña del Mar, Chile.

El Colegio de Abogados de Málaga celebra el 14º Congreso Jurídico de la Abogacía

Los próximos 18 y 19 de octubre se celebra, en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, el 14º Congreso Jurídico de la Abogacía, que organiza el Ilustre Colegio de Abogados de Málaga (ICAMÁLAGA).

La Sección de Derecho Concursal, que coordina el socio de Dictum Abogados Antonio Caba Tena, ha programado dos ponencias. Una es la titulada “La rendición de cuentas de la Administración Concursal“, que ofrecerá el Excmo. Sr. D. Pedro José Vela Torres, magistrado de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo, el día 18 a partir de las 17:30 horas en la sala Wolter Kluwers.

La segunda ponencia es “El deber de lealtad de los administradores sociales y calificación del concurso“, que correrá a cargo de la Profª. Dra. Dña. Juana del Pulgar Ezquerra, catedrática de Derecho mercantil de la Universidad Complutense de Madrid y vocal permanente de la Sección de Derecho Mercantil de la Comisión General de Codificación, y que tendrá lugar el día 19 a partir de las 9:00 horas en la sala Mutualidad de la Abogacía.

“La Sección de Derecho Concursal está convencida de que los temas a debate en el congreso colegial servirán para disipar dudas sobre extremos de crucial importancia para nuestra especialidad, a la vez que permitirá a los asistentes estar al tanto de las recientes e importantes innovaciones legislativas y jurisprudenciales. Por eso os animamos a que os inscribáis para seguir formándonos profesionalmente ante tantos retos acompasados de las referidas novedades legislativas y jurisprudenciales de calado”, explica el coordinador.

Puedes consultar el programa completo del 14º Congreso Jurídico de la Abogacía aquí.

El Capítulo Español del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal ultima su Congreso Anual en Málaga

A falta de un mes para la celebración del XIV Congreso Iberoamericano de Derecho Concursal, el Capítulo Español, cuya Junta Directiva está compuesta por los socios de Dictum Abogados Aurelio Gurrea Chalé (presidente),  Juan Carlos Rodríguez Maseda (vicepresidente) y Vicente José García Gil (secretario) y la directora académica de la firma, Ana Belén Campuzano (vocal), entre otros, ultima los detalles de la organización del evento concursal del año en la comunidad iberoamericana.

Con el título “Una visión comparada de la insolvencia”, esta edición, que tendrá lugar en Málaga los días 7, 8 y 9 de noviembre, contará con la presidencia de honor de Su Majestad el Rey Felipe VI y en ella intervendrán destacados profesionales y académicos del ámbito jurídico y económico de España, Iberoamérica e Italia.

Los expertos compartirán la experiencia de sus propios países y la de otras latitudes, pues las jornadas contarán con la participación de miembros del Banco Mundial, la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil (UNCITRAL) y la International Association of Restructuring, Insolvency & Bankruptcy (INSOL).

El Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal (IDC) es una institución profesional y académica creada en 2005 y con sede permanente en el Distrito Federal (México), que está formada por una comunidad de profesionales interesados en el desarrollo de la investigación científica del derecho concursal. La institución cuenta con profesionales y académicos de diversos países (entre ellos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, Italia, México, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela), que se postulan en capítulos nacionales y conforman el Instituto.

Puedes consultar el programa del XIV Congreso Iberoamericano de Derecho Concursal aquí, y si lo que deseas es inscribirte, solo tienes que entrar en este enlace.

Aurelio Gurrea Martínez habla sobre derecho y finanzas en México

El socio fundador de Dictum Abogados y Teaching Fellow en la Universidad de Harvard, Aurelio Gurrea Martínez, ha sido invitado a finales de abril por el Colegio de Abogados de México y por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) para disertar sobre diversos temas relacionados con el Derecho de sociedades, el Derecho concursal y el Derecho del mercado de valores.

La jornada en el Colegio de Abogados de México, celebrada el pasado 26 de abril,  fue organizada por las Comisiones de Derecho concursal, Derecho empresarial y Derecho de sociedades de la Barra de México y presentada por Diego Sierra y Rosa María Rojas Vertiz. Las ponencias de Gurrea Martínez versaron sobre la escasa utilización de los procedimientos concursales en Iberoamérica y la protección de accionistas minoritarios en el Derecho de sociedades.

En este sentido, el socio de Dictum señaló que, a diferencia de lo que muchos sostienen, no existe ninguna falta de “cultura concursal” de los empresarios de la comunidad iberoamericana; “más bien, el poco uso de los procedimientos concursales se debe al escaso atractivo que tienen (o tradicionalmente han tenido) las instituciones concursales en estos países”, puntualizó. A juicio de Gurrea, el origen de este escaso atractivo de las instituciones concursales es eminentemente académico “o, si se quiere, del modo tradicional de entender y diseñar las instituciones concursales”.

A tal efecto, Gurrea aboga por entender y diseñar las instituciones concursales desde una perspectiva económica, teniendo en cuenta el impacto que las instituciones concursales podrían generar, desde una perspectiva ex ante, en el comportamiento de los operadores. Entre las recomendaciones realizadas para mejorar el atractivo de los procedimientos concursales para deudores y acreedores se encontraron varias de las propuestas realizadas por Gurrea en su propuesta de reforma de la Ley Concursal en España.

La segunda ponencia se centró, por su parte, en la protección de accionistas minoritarios en el Derecho de sociedades y en cómo el riesgo de expropiación de los administradores y socios de control tradicionalmente existente en países de la comunidad iberoamericana desincentivaba la financiación de empresas y el desarrollo de los mercados de valores.

A ese respecto, Gurrea indicó que una de las medidas que podrían implementarse para proteger a los accionistas minoritarios consiste en reformar el sistema de nombramiento y destitución de los consejeros independientes en las sociedades cotizadas. Sobre este tema, Gurrea presentó un trabajo que ha realizado recientemente junto con Oliver Orton, director del Programa de Gobierno Corporativo del IFC-Banco Mundial para América Latina, en el que plantean una propuesta para mejorar la credibilidad de los directores independientes en su función de proteger a los accionistas minoritarios.

Al día siguiente, el 27 de abril, el Teaching Fellow en la Universidad de Harvard participó en otro evento, el celebrado en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), un seminario sobre aspectos actuales de Derecho de los negocios organizado por el profesor Luis Manuel Meján y las profesoras Andrea Genoveva Solano, Rosa María Vertiz y Claudia Álvarez.

En esta ocasión, Gurrea presentó junto a Nydia Remolina León, profesora de Regulación Financiera en la Universidad de los Andes y asesora para Innovación, Regulación y Transformación Digital en el Grupo Bancolombia, un trabajo que ambos se encuentran elaborando sobre la problemática jurídica y financiera de las Initial Coin Offerings, más conocidas como ICO.

Una versión resumida de este trabajo ha sido publicada en diversos foros y la edición extendida del mismo será presentada el próximo 10 de mayo en la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

Dictum, en el XIII Congreso de Derecho Mercantil y Concursal de Andalucía

Durante los días 12, 13 y 14 de abril se ha celebrado en Antequera (Málaga) el Congreso de Derecho Mercantil y Concursal de Andalucía, organizado por la Asociación de Expertos en Derecho Financiero y Mercantil de Andalucía (Exfimer) y en el que Dictum ha participado.

Con el título “Crisis, salvamento. Reconstrucción y gestión de la empresa desde el Derecho de sociedades“, esta 13ª edición se inauguraba con la intervención, entre otros, del socio de la firma Aurelio Gurrea Chalé, en calidad de presidente del Colegio de Titulares Mercatiles de Málaga.

Por su parte, la socia y directora académica de Dictum, Ana Belén Campuzano, formó parte de la ponencia “Responsabilidad del socio en las sociedades cooperativas“, a propósito de la sentencia número 48/2014 del Tribunal Supremo, sala 1ª de lo Civil, del 6 de febrero de 2014, mientras que los también socios Antonio Caba y Francisco Fernández Zurita participaron en las actividades lúdicas paralelas, como la sesión de cine judicial, una de las señas de identidad de este congreso, que se caracteriza por conjugar lo profesional con la cultura, la convivencia y el entretenimiento.

Socios y profesionales de Dictum, en la III Convención Nacional de Derecho Concursal

Con el título “Eficiencia y viabilidad empresarial: soluciones legales y económicas”, la Convención Nacional de Derecho Concursal ha celebrado los días 15, 16 y 17 de marzo en Carmona (Sevilla) su tercera edición.

Organizada por Aula Concursal y la Asociación Profesional de Administradores Concursales Sainz de Andino (APACSA), esta formación específica, en la que, entre otras entidades, colabora la Fundación para la Innovación Financiera y la Economía Digital (FIFED), ha contado con la participación de socios y profesionales de Dictum Abogados.

En el acto de inauguración intervino el socio de la firma Aurelio Gurrea Chalé, como presidente de honor de APACSA y de los Titulados Mercantiles de Málaga, quien, además, presentó la conferencia inaugural del evento, “Últimas tendencias del Tribunal Supremo en materia de Calificación Concursal”, ofrecida por la también socia de Dictum y catedrática de Derecho mercantil de la Universidad CEU San Pablo, Ana Belén Campuzano.

Las últimas reformas de la Ley Concursal pretendieron facilitar la refinanciación y reestructuración de la deuda de los concursados, conseguir soluciones conveniadas y que estos convenios lleguen a cumplirse. La cambiante realidad y estos cambios legislativos requieren que los profesionales implicados estén en proceso continuo de formación y reciclaje, línea en la que se inscribe la tercera edición de la Convención Nacional de Derecho Concursal.

Combinando ponencias, mesas redondas y talleres, analizan las soluciones jurídicas y económicas que permiten las últimas reformas legislativas y la praxis judicial generada a partir de las mismas. Ese formato hace que los profesionales que asisten a la convención, entre los que se encontraban los abogados de Dictum, puedan conocer cómo se interpreta la norma y disponer de nuevos puntos de vista y soluciones que vienen dándose en esta materia.

Este modo de operar facilita que los profesionales consigan instrumentos eficaces para resolver los complejos problemas que se suscitan en torno a la viabilidad de la empresa. La nómina de docentes va desde catedráticos hasta letrados de las distintas Comunidades Autónomas, pasando por registradores mercantiles y magistrados especialistas en las materias que contempla el programa.

A vueltas con la mejora de la segunda oportunidad en el Derecho concursal español

Descargar el artículo de Doctrina en PDF

29 de julio de 2015, día en el que se publica en el Boletín Oficial del Estado la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, más conocida como la Ley de Segunda Oportunidad. Se presenta como un balón de oxígeno para empresarios individuales, autónomos y personas físicas que no puedan hacer frente regularmente a las deudas contraídas.

Esta novedad legislativa, apenas dos años más tarde, ha resultado ser un parche insuficiente en nuestro ordenamiento, toda vez que se ha comprobado que los requisitos para su concesión se han manifestado casi como inalcanzables, además de la exclusión del mismo de los créditos privilegiados y créditos de Derecho Público, y la posible revocación de este beneficio en cualquier momento y atendiendo a determinadas circunstancias, a pesar de las recomendaciones recibidas de distintos organismos internacionales para mejorar su régimen de concesión.

Antes de entrar a valorar los aspectos a mejorar en el tratamiento de la segunda oportunidad en nuestro Derecho, y así recogidos en la Proposición de Ley de Segunda Oportunidad, presentada en enero de 2018 por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, una cuestión, a mi parecer fundamental, y también prevista en la citada propuesta, es la remisión total de los procesos concursales a los jueces de lo mercantil, dejando atrás la atribución de los concursos de persona natural que no sea empresario a los jueces de primera instancia del orden civil. Durante estos más de dos años en los que se asignó esta competencia a los jueces civiles, la razón de la sobrecarga de los juzgados de lo mercantil no debió de conformar motivo suficiente para alterar la competencia objetiva, dada la especialización que se requiere en materia concursal, extensiva también a los supuestos de concurso de persona física. Por esta razón, se deberá proyectar una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que no puede ser más aplaudida por mi parte.

Atendiendo a la complejidad y a la amplitud del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, me parece oportuno centrar la atención sobre tres cuestiones importantísimas en el contexto de la concesión de una segunda oportunidad, tales como la necesaria mejora en la concreción de la buena fe del deudor, la exoneración de créditos y la revocación de la segunda oportunidad.

No obstante, no desmerece mi aprobación, por no ser en este momento tratados, la ampliación de los supuestos de acogimiento del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, más allá de la conclusión del concurso por liquidación o insuficiencia de la masa activa; la no necesaria celebración o, al menos, intento de celebración de un acuerdo extrajudicial de pagos; y la reducción para el acogimiento de la segunda oportunidad a aquellos sujetos que hubieran obtenido este beneficio en los últimos cinco años, frente a los diez actuales que se recoge como requisito imprescindible en nuestra normativa concursal, siempre que no se “haya satisfecho en su integridad los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados y, si no hubiera intentado un acuerdo extrajudicial de pagos previo, al menos, el 25 por ciento del importe de los créditos concursales ordinarios” (requisito alternativo previsto en el artículo 178 bis, apartado 3º, puntos 4º y 5º de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal).

En primer lugar, el acceso al beneficio de exoneración de pasivo insatisfecho vendrá motivado por la consideración del deudor de buena fe. En la regulación actual, la buena fe del deudor está condicionada a múltiples aristas (vid. artículo 178 bis, apartado 3, donde se recogen los diversos requisitos, tales como, la no calificación del concurso como culpable; la no condena en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso; la celebración o intento de celebración de acuerdo extrajudicial de pagos; la satisfacción de los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados, y si no hubiera intentado el acuerdo extrajudicial de pagos, el 25 por ciento de los créditos concursales ordinarios; y, alternativamente al número anterior, el sometimiento a un plan de pagos, el no incumplimiento de las obligaciones de colaboración del artículo 42, la no obtención de este beneficio durante los últimos diez años, el no rechazo dentro de los cuatro años anteriores a la declaración de concurso de una oferta de trabajo adecuada a la capacidad del deudor, y la publicidad de la obtención del beneficio de exoneración en el Registro Público Concursal durante cinco años).

Como se puede comprobar, la consideración del deudor de buena fe es, cuanto menos, difícil y compleja. Sin embargo, en la propuesta de ley de segunda oportunidad, estos requisitos se suavizan sustancialmente, de manera que el deudor de buena fe lo será cuando: (1) no haya sido condenado en sentencia firme por delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico, de falsedad documental, de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la fecha de la solicitud; (2) no haya sido declarado en concurso calificado como culpable en los cinco años anteriores a la fecha de solicitud, o en el mismo plazo se hubiera visto afectado por la declaración de concurso de una persona jurídica calificado como culpable en los términos del artículo 172 bis; (3) tratándose de concurso de persona natural empresario, no hubiera cumplido la obligación del depósito de las cuentas anuales en alguno de los tres últimos ejercicios previos a la fecha de solicitud; y (4) no haya obtenido el beneficio de exoneración en los cinco años anteriores a la fecha de solicitud.

Por tanto, se eliminan determinados requerimientos para la consideración del deudor de buena fe como el acuerdo extrajudicial de pagos, que no hace más que dilatar el proceso concursal y, en ocasiones, complica la situación patrimonial del deudor y sobre todo la satisfacción de numerosos créditos, que revierte prácticamente inviable el acceso a la segunda oportunidad.

En segundo lugar, se centra la atención en la exoneración de créditos, una vez que el deudor logra la segunda oportunidad. Es, en este aspecto, donde se puede elogiar la propuesta de ley, porque cuando un deudor haya logrado el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, se extenderá a “la parte insatisfecha de todos los créditos pendientes del deudor, aunque no hubiesen sido comunicados, exceptuando los créditos por responsabilidad civil extracontractual, los créditos por multas y demás sanciones pecuniarias y los créditos por alimentos”. En este sentido, y en este aspecto, ya sí que se podría hablar de una verdadera segunda oportunidad, concedida a deudores honestos y no oportunistas. Quizá ésta sería la razón que motivara la elevada satisfacción de créditos, además del mantenimiento de numerosos créditos pendientes alcanzada la segunda oportunidad, para evitar que se aprovechase de este beneficio cualquier sujeto.

Por último, en lo que respecta a la revocación del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, el legislador español, en el año 2015, saltándose las recomendaciones del Banco Mundial (Report on the Treatment of the Insolvence of Natural Persons) y de la Unión Europea (Recomendación de 12 de marzo de 2014, de la Comisión Europea, sobre un nuevo enfoque frente a la insolvencia y el fracaso empresarial), contempla la posible revocación de la segunda oportunidad, a instancia de cualquier acreedor concursal, durante los cinco años posteriores a la concesión, siempre que el deudor beneficiado no mantenga la buena fe requerida o no logre mejor fortuna. Esto contraviene la previsión en este sentido de otros países de nuestro entorno, fijada la revocación en tres años, o en Estados Unidos, donde sólo se deja un año a la posible anulación de este privilegio.

Pero éste no es el único problema en lo concerniente a esta cuestión, pues el acreedor podrá solicitar la revocación del beneficio de exoneración siempre que “se constatase la existencia de ingresos, bienes o derechos del deudor ocultados”; además, se contemplan otras opciones, como haber vulnerado alguno de los requisitos previstos para la concesión y la consecuente consideración como deudor de buena fe, no haya cumplido el pago de las deudas no exoneradas conforme al plan de pagos o “mejorase sustancialmente la situación económica del deudor por causa de herencia, legado o donación; o juego de suerte, envite o azar, de manera que pudiera pagar todas las deudas pendientes sin detrimento de sus obligaciones de alimentos”. Estas cuestiones no hacen más que agravar la situación del deudor sin recursos, que han tenido un tratamiento más generoso en la proposición de ley, toda vez que se reduce el período de revocación a los tres años, además de venir motivada exclusivamente por el primero de los requisitos enunciados.

Por todas estas razones, no me queda más que aplaudir esta proposición de ley, confiando que el Gobierno cumpla las previsiones y mejore sustancialmente el tratamiento de la segunda oportunidad, celebrado en el momento de la incorporación a nuestro ordenamiento jurídico pero insuficiente desde ese momento y constatado en estos más de dos años de regulación.

El Capítulo Español del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal prepara su Congreso Anual en Málaga

La Junta Directiva del Capítulo Español del Instituto Iberoamericano de Derecho Concursal (IIDC) se reunió el pasado 27 de febrero en su sede social, cedida por Dictum Abogados, para continuar con las acciones preparatorias de su próximo Congreso Anual, que en esta XIV edición se celebrará en Málaga los días 7, 8 y 9 de noviembre.

El IIDC es una institución profesional y académica creada en 2005 y con sede permanente en el Distrito Federal (México), que está formada por una comunidad de profesionales interesados en el desarrollo de la investigación científica del derecho concursal. La institución cuenta con profesionales y académicos de diversos países (entre ellos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, Italia, México, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela), que se postulan en capítulos nacionales y conforman el Instituto.

La Junta del Capítulo Español está compuesta por los socios de Dictum Aurelio Gurrea Chalé (presidente),  Juan Carlos Rodríguez Maseda (vicepresidente), Vicente José García Gil (secretario) y  Ana Belén Campuzano (vocal), además de Tomás Torres Peral (tesorero) y Jesús Quijano González y José Pajares Echeverría (vocales).

“Una visión comparada de la insolvencia” es el tema central del Congreso de este año, en el que intervendrán destacados profesionales y académicos del ámbito jurídico y económico de los distintos países que conforman el contorno iberoamericano, así como de Italia, que abordarán la experiencia tanto en sus países como en otras latitudes.

Entre los ponentes se encuentran miembros del Banco Mundial, de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (UNCITRAL) y de la International Association of Restructuring, Insolvency & Bankruptcy (INSOL), que hablarán para más de 150 asistentes.

“Desde el Capítulo Español del IIDC, queremos que este Congreso alcance el máximo nivel y brillantez, dada la calidad de los participantes, que acuden a este evento año tras año y que nos permite reencontrarnos con colegas de toda la geografía iberoamericana e italiana”, asegura su presidente, Aurelio Gurrea Chalé.