Saltando entre colchones, una cuestión de solvencia (sobre la Ley de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades financieras)

Publicado por Expansión el 15-4-2014

El artículo de Ricardo Palomo Zurdo, publicado en Expansión, opina sobre la futura Ley de Solvencia de entidades financieras, que impondrá a las entidades de crédito nuevos requisitos de solvencia.

¿Quién no ha disfrutado, de pequeño, saltando y haciendo piruetas sobre el colchón de la cama? Esta nostálgica diversión no podrá disfrutarla la banca, pero no será por falta de “colchones”, palabra coloquial que utilizamos en economía para hablar de los mecanismos de amortiguación frente a los impactos de riesgos latentes y que en la banca implican tener que contar con fondos propios por encima del mínimo exigido.

La primera década del siglo XXI ya incorporó a la banca española aquel colchón de provisiones dinámicas anticíclicas que, a pesar del natural rechazo inicial del sector, se reveló como un gran acierto para los primeros meses de la crisis y cuya relevancia macroprudencial fue reconocida por diversos organismos internacionales.

El Consejo de Ministros del 7 de febrero de 2014 aprobó el Proyecto de Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades de Crédito (Ley de Solvencia), absorbiendo el Real Decreto-Ley de 29 de noviembre de 2013. Los requisitos de solvencia de la normativa internacional conocida como Basilea III se transformaron, a mediados del año pasado, en normativa armonizada de la Unión Europea, mediante un Reglamento (UE 575/2013), en vigor desde el 1 de enero de 2014, y una Directiva (2013/36/UE) que ahora se incorporan a la normativa española. Estas medidas pretenden poder afrontar futuras crisis, que las habrá, puesto que, en el discurrir histórico de la economía, las crisis son procesos tan relativamente recurrentes como las gripes estacionales.

Ver artículo completo